Meditación Guiada de Conciencia para calmar la mente.

  • Intención: «La pausa me empodera»

 

En la pausa se vive conscientemente dejando ir, transformando tu ser.

Pausa conciente antes de reaccionar.

¿Cómo dejar de reaccionar impulsivamente ante todo y todos, cómo dejar de pensar que probablemente el mundo está en tu contra?

Haciéndote cargo meditando.

Tomar la posta de tus acciones es decirle sí a la vida y demostrarte que no está, ni estás en su contra.
Tú decides si estás en pro o en contra de tu bienestar, no es responsabilidad de nadie más, solo tuya.

Con una práctica persistente de meditación se aprende a incluirte en un mundo más presente y consciente en atención plena y con eso, se empieza a identificar pensamiento y emociones en tiempo real, tal y como están aconteciendo. «El miedo está aquí»

En ese reconocimiento se crea una distancia entre tus pensamientos y tu ser. Es en esa pausa en la que eliges dejarlos ir, cambiándolos, transformándolos.

«La pausa te empodera a responder, en lugar de reaccionar».

Gionvanni Dientsmann.

La meditación ayuda a desarrollar el «no apego».

En la práctica se es más conciente del más grande sufrimiento o el más grande miedo en el que «crees estar». A través de esa conciencia posible acceder a una paz y calma interior.

Esta es una habilidad que se puede aprender con entrenamiento mental.

Puedes ser capaz de dar un paso atrás en la pausa y ver lo que sucede sin ansiedad.

Más pausa menos prisa, más accionar compasivo y menos reaccionar impulsivo.

Consciencia al meditar.